Covid-19NoticiasPortada

Fumigación, un arma eficaz para prevenir enfermedades en tiempos de crisis sanitaria

El Gobierno del Guayas, por disposición del prefecto Carlos Luis Morales, ha mantenido un intenso trabajo para combatir el coronavirus y evitar la aparición de enfermedades invernales. Solo a nivel de fumigación la cobertura ha llegado a más de 26.000 guayasenses, durante los meses de marzo y abril.

Según un informe de la Jefatura de Control de Plagas, los beneficiarios del 18 al 25 de marzo fueron 12.240; mientras que en lo que va de abril son 13.870. En total, 26.110 beneficiarios, distribuidos en 6.440 casas, de 14 cantones visitados.

Durante la primera quincena del mes de marzo las acciones se distribuían en cuatro pilares: fumigación de viviendas y fumigación espacial, abatización y entrega de toldos. Hasta ese momento, se atendió en cantones como Samborondón, Nobol, Pedro Carbo, Guayaquil, Santa Lucía, Palestina, Jujan, Isidro Ayora, Milagro y Yaguachi, principalmente emergencias causadas por las fuertes lluvias.

A partir de la segunda quincena de marzo, el trabajo se enfocó en la fumigación de viviendas y fumigación espacial, y se entregaron toldos en sitios puntuales. La cobertura llegó a zonas urbanas y rurales en los cantones Nobol, Santa Lucía, Colimes, Guayaquil, Palestina, El Empalme, El Triunfo y Daule.

Durante la primera quincena de abril la labor se centró en fumigación intra y peri domiciliaria -es decir, dentro y alrededor de las casas- con amonio cuaternario, para evitar la propagación del coronavirus, y con componentes para evitar la proliferación de mosquitos que transmiten enfermedades como dengue, zica y chikinguña.

En un primer momento se dio prioridad al pontazgo de Chivería, así como a los centros de acopio de víveres que se instalaron en la Universidad Católica de Guayaquil y en los galpones del Gobierno del Guayas, para evitar que se contaminen los kits alimenticios que se han distribuido a las familias más vulnerables ante el aislamiento social.

Luego, la fumigación con amonio cuaternario se extendió al mercado Caraguay y las instalaciones de la Dinased-Zona 8, en Guayaquil; también se reforzó en los centros de acopio de la Universidad Católica y en galpones.

A ello se suman las atenciones que se han dado por emergencia en el sector El Paraíso, en la cabecera cantonal de Palestina; las cabeceras de las parroquias rurales La Victoria y Junquillal, en Salitre; la cabecera cantonal de Palestina; y, los barrios San Pedro, 19 de junio y La Poderosa, en la parroquia rural Posorja, de Guayaquil.

La labor para atender las enfermedades invernales también ha llegado a Lomas de Sargentillo, Samborondón y Daule.

Ir al contenido