Institucional

Seis provincias piden administrar bienes patrimoniales de Ferrocarriles del Ecuador

La prefecta del Guayas, Susana González, asistió en Latacunga a la firma de la carta de intención. El objetivo es rehabilitar el transporte ferroviario y que no desaparezca nuestra historia.

Convocados por el Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope), representantes de seis prefecturas del país firmaron en Latacunga la Carta de Intención para la administración provincial de los bienes declarados Patrimonio Cultural Histórico de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador en liquidación.

El programa se desarrolló en el Salón de Honor de la Prefectura de Cotopaxi donde el anfitrión, Jorge Guamán, dio la bienvenida a sus colegas Susana González (Guayas), Paola Pavón (Pichincha), Pablo Jurado (Imbabura), así como representantes de los prefectos de Tungurahua y Chimborazo.

Guamán destacó que solo la unidad y la organización va a permitir que se fortalezca y perdure la descentralización y la autonomía. “El modelo y la estructura está hecho. Solo los prefectos vamos a poder descentralizar pidiendo nuestras competencias. Por eso, desde Latacunga, podemos decir que generamos trabajo, que somos soñadores para generar productividad, turismo. Por eso incorporamos el tema del ferrocarril”.

A su turno, Susana González destacó la importancia histórica que representa el ferrocarril para el desarrollo del Ecuador, el impulso que le dio Eloy Alfaro a su construcción y el progreso que alcanzaron muchas de las localidades por donde pasó el tren entre la Costa y la Sierra.

“Por eso le decimos al Gobierno Central que no es justo, y la historia juzgará si logran chatarrizar en vez de conceder las competencias a estas Prefecturas, que están decididas en este acuerdo que no es de seis Prefecturas sino un acuerdo nacional que significa la historia del Ecuador”.

La primera autoridad del Guayas destacó que existe interés de financiamiento internacional por invertir en esta modalidad de comunicación que no solo es logística, turística, productiva sino multimodal. “Esa Guayas, esa Imbabura, esa Pichincha que vimos en los videos no es otra que nuestra madre y a esa madre hay que defenderla con uñas y dientes como al tren que es nuestro patrimonio y nuestro legado”.

La carta de intención está dirigida al presidente de la República, Lenin Moreno; a la ministra de Turismo, Rosa Prado; al ministro de Obras Públicas, Gabriel Martínez; y al presidente de la Asamblea, César Litardo.

En su pedido argumentan el Acuerdo Ministerial 029, publicado en el Registro Oficial 370 del 30 de junio de 2008 menciona que la red ferroviaria del Ecuador se considera monumento civil y patrimonio histórico testimonial simbólico. Y que está compuesto por las terminales, estaciones, túneles, puentes y sedes de alojamiento de técnicos extranjeros que intervinieron en la construcción de la línea férrea.

“Por lo señalado los gobiernos provinciales suscribientes tenemos la intención de asumir los activos y la gestión y los bienes patrimoniales de Ferrocarriles del Ecuador con la finalidad de impulsar el desarrollo de nuestros territorios. Por ellos requerimos que el Gobierno Nacional considere el traspaso de dichos activos, incluido el derecho vial y la delegación de la competencia recurrente a los Gobiernos Provinciales por cuyos territorios cruza la línea férrea”, indica la Carta de Intención.

Según datos de Tren Ecuador, 322 familias viven del empleo formal y más de 2.000 viven por emprendimientos a lo largo de la vía ferroviaria con un impacto de más de 22.000 empleos en el sector turístico.

Ir al contenido