Prefecta Susana González supervisó en Salitre trabajos emergentes por lluvias

En más de 73 lugares en Guayas se han presentado situaciones de emergencia debido a los impactos por el fuerte invierno. Maquinaria de la Prefectura trabaja en distintos frentes.

El trabajo del equipo caminero de la Prefectura del Guayas en los diversos frentes, de los sectores afectados por el fuerte invierno en la provincia, no se detiene.

En un recorrido por el área urbana y rural, la prefecta Susana González hizo una evaluación de las intervenciones que realiza la institución para atender las emergencias presentadas. En el cantón Salitre, junto al alcalde Julio Alfaro, concejales y los presidentes de las Juntas Parroquiales, supervisó el avance de los trabajos y dialogó con la comunidad.

“Las fuertes precipitaciones ocasionaron que las obras que estábamos interviniendo las dejemos de lado para pasar a atender las emergencias, que son más de 73 en toda la provincia. En estos momentos, uno de los cantones que intervenimos antes del inicio de las lluvias, y gracias a ese trabajo no ha colapsado como estos últimos años, es Salitre”, expresó Susana González.

Aunque la competencia de la Prefectura es la zona rural, explicó que, en Salitre, en un acto de solidaridad y a través de convenio con el Alcalde, se está interviniendo el área urbana con la compactación de más de 25 calles, desde la avenida Abdón Calderón hasta el malecón, a la altura de la cooperativa Virgen del Carmen. Esta obra beneficia también a quienes residen en los barrios de Juan Montalvo y Buenos Aires, así como a todo el cantón 

El alcalde Julio Alfaro destacó que por los problemas de inundación en ese sector se declaró el estado de alerta por lo que se está trabajando con la Prefectura en la recuperación de varias calles. “La señora Prefecta está en territorio, está orientando, conversando con la comunidad y la mejor respuesta son las obras. Ella está reactivando la vida y la comunicación de la provincia a través de las vías”.

Luego, inspeccionaron los trabajos en la T a Baba, en La Victoria, donde realizan la reconformación emergente en un tramo de 700 metros, lo que facilitará la salida de productos agrícolas desde Salitre hasta Baba y Babahoyo. Más de 8.000 habitantes de este sector, aledaño al río Roncador, son beneficiados.

Martha Decker, presidenta GAD Parroquial de La Victoria, destacó la presencia de la Prefecta para inspeccionar los trabajos y palpar las necesidades de los agricultores. “Tenemos 27 recintos agrícolas. Esta vía conecta con Baba, Salitre, La Victoria, así como los vehículos que vienen de Samborondón y los que utilizan este tramo para ir a Santo Domingo”.

En el sector Las Ramas, parroquia General Vernaza, se trabaja en el reforzamiento de 2 kilómetros del muro de contención, debilitado por la creciente del río Vinces. Allí se benefician más de 1.000 moradores de comunidades como La Menaida, La Paila, Las Ramas de Arriba y Burro Mocho. También se favorece la infraestructura del proyecto Dauvin.

Bolívar Muñoz, presidente del GAD Parroquial de Vernaza, destacó la atención oportuna que les brinda la Prefectura, para proteger extensas zonas ode cultivos de arroz, soya, banano, etc. “Si no se daba a tiempo esta intervención ya habría pérdidas incalculables”.

Ir al contenido