Susana González, prefecta del Guayas, lidera medidas ante la alerta regional del hongo Fusarium R4T que causa la muerte de las plantas de banano

Uno de los hongos más destructivos que ataca a las musáceas se encuentra en Perú. Su ingreso al Ecuador ocasionaría graves afectaciones a nuestra economía.

Para Susana González, prefecta del Guayas, la mejor fórmula de prevención del ingreso del hongo Fusarium Raza 4 Tropical a las plantaciones de banano del Ecuador, es trabajar unidos desde todos los sectores. Por ello lideró una rueda de prensa junto a autoridades gubernamentales, prefectos y representantes de gremios bananeros del país.

La primera autoridad del Guayas destacó que, al estar el Ecuador en medio de dos países donde se ha confirmado la presencia del hongo, esta delicada situación no solo debe ser preocupación de cinco provincias sino de interés nacional.
 “Es muy grave y si entra al Ecuador, como en otros países, se instala por 30 años. Es algo muy serio que nos involucra a todos, implica la economía nacional, la vida de nuestros agricultores. Por lo tanto, es un llamado de atención también al gobierno entrante, dentro de la transición que está haciendo, de que priorice hoy sus ojos no solo al campo sino al combate al Fusarium Raza 4”, dijo Susana González.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Xavier Lazo, comentó con preocupación que, de llegar el Fusarium “para el Ecuador sería de mucho mayor impacto que al resto de países no solo en volúmenes de exportación, generación de empleo y autoempleo, no solo por sostener la dolarización, sino también porque la industria bananera logra que otras cadenas agroalimentarias del país sean subvencionadas”.

Juan José Pons, coordinador intergremial del Clúster Bananero, dijo que este es un problema para la producción ecuatoriana más grave que el coronavirus, porque el hongo no tiene vacuna, ni fungicida, ni variedad resistente identificada. “Esto tiene que ser liderado por Agrocalidad con una visión técnica, pero que tenemos que lograr consolidar un solo manejo técnico nacional y tiene ponerse énfasis en el pequeño productor”.

Durante el acto intervinieron además Clemente Bravo, Johnny Terán y Daniel Villao, prefectos de El Oro, Los Ríos y Santa Elena, respectivamente, y Patricio Almeida, director ejecutivo de Agrocalidad.

Clemente Bravo felicitó la iniciativa de la Prefecta del Guayas por unirlos para trabajar por el sector bananero del país. “A nosotros nos preocupa mucho, por eso el interés que todo el sector productivo bananero  de una a las autoridades. Si todos estamos unidos puede ser muy positivo para la economía del Estado si es que nosotros no permitimos que esta plaga ingrese al Ecuador”. 
Johnny Terán, en cambio, comentó que Los Ríos trabajó desde un primer momento con Agrocalidad y tienen un plan de contingencia que contempla la instalación de arcos de desinfección en 16 puntos.

Para Daniel Villao, la llegada del Fusarium a Santa Elena complicaría el despegue productivo de la provincia. “Por las fuertes inversiones que corresponden en nuestro territorio, además de la generación de empleo, nos preocupa muchísimo que llegue el hongo y que vaya a devastar las inversiones que se están desarrollando”.

Patricio Almeida dijo que el hongo está cerca y que la primera alerta de su presencia en el continente se dio en el 2019 en Colombia. “Ese brote está a 2.000 km de las zonas bananeras de Ecuador. Pero en abril de este año se dio la alerta del segundo brote en Sullana (Perú) a 250 km. Eso nos obliga a acelerar y redoblar el paso de las medidas que hay que implementar”.

Ir al contenido