¡El dragado va porque va! Comunicadores constatan la magnitud del problema del sedimento que está afectando el río Guayas

Los pasos previos a la contratación del dragado del río se cumplen según el cronograma establecido

Periodistas de varios medios de comunicación acompañaron a Susana González, prefecta del Guayas, a los alrededores del islote El Palmar, donde se evidencian las reales dimensiones de la sedimentación y la necesidad urgente del dragado del río, esta vez cuando el afluente registra la cota más baja en el año.

Previamente, los medios de comunicación junto a la primera autoridad de la provincia recorrieron en embarcaciones las áreas adyacentes al islote, donde se prevé extraer 6’288.728 metros cúbicos de sedimentos.
La formación de cúmulos de arena y lodo han afectado la navegabilidad y aumentado el riesgo de inundaciones en poblaciones asentadas en las riberas del río Guayas, como Guayaquil, Daule, Samborondón y Durán.

“El río se está secando”, expresó Ricardo Intriago, un pescador que realiza sus actividades desde hace 30 años. Él ha sido testigo de cómo las condiciones del río se han deteriorado de manera dramática en las últimas décadas.

La prefecta Susana González graficó que la magnitud de los bancos de arena hoy en día es tan grande que se pueden comparar con la extensión de 6 pistas de aterrizaje de un aeropuerto.

De ahí la prioridad de ejecutar los trabajos a través del proceso de licitación en curso, iniciado durante su gestión.

“Estos bancos de arena evidencian que es un monumento a la indiferencia estatal, con respecto a la prioridad que hay que darle a este tipo de obras. El dragado no solo incumbe a cuatro cantones, sino que es una obra de interés nacional. Es Guayas la provincia que recoge todos los problemas de ocho provincias aguas arriba”, explicó.

Esta obra, que ha sido esperada por 53 años por los guayasenses y ecuatorianos, garantizará que los alimentos lleguen a las mesas de los hogares en todo Ecuador.

Además, recuperará la navegabilidad del río y disminuirá el riesgo de inundaciones que afectan a la agricultura y a la ganadería.

Mientras tanto, el proceso de contratación del Dragado de la II Fase y Disposición de Sedimentos de los alrededores del Islote El Palmar, en la provincia del Guayas, avanza según lo planificado.

Este jueves 16 de diciembre de 2021 finalizó el plazo para solventar las inquietudes de las empresas interesadas en lo relacionado al concurso.

Se realizaron 62 aclaraciones respecto al proceso de contratación, siendo todas las preguntas respondidas por el equipo técnico de la Prefectura del Guayas a cargo del proceso, y publicadas en el portal de Compras Públicas.

El presupuesto referencial de la obra es de S 47’410.832,46, sin incluir el IVA, y el plazo estimado para la ejecución es de 900 días, contados a partir del día siguiente de la autorización por escrito de inicio de la obra por parte del administrador del contrato.

Según el cronograma, el 27 de enero de 2022, hasta las 14:00, será la fecha máxima para la entrega de propuestas.

“A las 15:00 de ese día se efectuará, con la presencia de la prensa nacional, la apertura de ofertas para determinar cuál será la empresa que ejecutará el dragado”, señaló la prefecta.

El plazo para la extracción de sedimentos tiene un tiempo estimado de 900 días. Una vez que se suscriba el contrato, la empresa tiene 90 días para trasladar la draga y arrancar el dragado. Se prevé que de junio hasta octubre de 2022 se debe realizar la tarea contratada.

La prefecta Susana González destacó que 6 meses antes de que se entregue la obra, se hará la convocatoria a un proceso para el mantenimiento del dragado.

“Tenemos todos un desafío: lograr que el dragado va porque va y, más que nada, va en beneficio de las comunidades, porque sencillamente Guayas merece mejores tiempos, y eso lo estamos consiguiendo juntos”, señaló.

Publicaciones relacionadas

Ir al contenido