Miles de guayasenses se benefician gracias a la inmediata atención de la prefecta Susana González a las emergencias ocasionadas por las lluvias

La prefecta González solicita al Gobierno poner en marcha el Plan Nacional de Control de Inundaciones. En Guayas se intervienen 70 frentes emergentes.

Susana González, prefecta del Guayas, supervisó en el cantón Bucay las intervenciones que, de manera técnica y planificada, se brinda a las emergencias invernales que se ejecutan en el río Chimbo, río Limón y recinto Paquita debido a las fuertes lluvias.

“No es solamente la pérdida de cultivos, es salvar también las vidas y prevenir que no haya desastres mayores. Es la vida y la entrega de nuestros campesinos en cada producto que siembran”, expresó Susana González.

Además, insistió en la necesidad de una intervención por parte del Gobierno, para poner en marcha el Plan Nacional de la Gestión Integrada e Integral de los Recursos Hídricos de las Cuencas y Microcuencas Hidrográficas del Ecuador 2016-2035. “Esto implica grandes inversiones y obras en beneficio de las provincias de Los Ríos, El Oro, Manabí, Guayas y Esmeraldas”, acotó González.

En Bucay, la Prefectura del Guayas realiza el reforzamiento del muro debilitado por la creciente del río Chimbo ante el riesgo que se pueda desbordar e inundar el sector urbano y rural. Su colapso podría afectar a miles de habitantes que viven de la agricultura y del turismo.

Gregorio Rodríguez, alcalde de Bucay, destacó que la intervención del muro en octubre, por parte de Prefectura y Municipio, permitió que el sector San Francisco no sufra los embates de la naturaleza. “Si no se hubiese hecho, el cerro donde hay muchas viviendas hubiese desaparecido. Esta obra ha esperado 20 años”, recalcó.

Otro punto donde se ejecutan trabajos es el río Limón, donde su creciente y palizada ha desviado su curso poniendo en riesgo a cientos de habitantes de la comunidad Shuar, cuya principal actividad es el turismo y la agricultura.

Así mismo, la Prefectura del Guayas ejecuta el reforzamiento de muros en el río Chagüe. Equipo pesado trabaja en la extracción del material que obstruía las bases del puente colgante colapsado, beneficiando a miles de guayasenses que habitan en los recintos Paquita, Batán, San Pedro y otros.

La prefecta Susana González dijo que son 70 las emergencias que se vienen atendiendo considerando que la provincia, al estar en la cuenca baja, recibe las aguas que vienen a gran escala de todas las zonas de la cordillera.

Los cantones afectados son Simón Bolívar, Balao, Colimes, Bucay, Salitre, Guayaquil rural, Naranjal, Milagro, Daule, Pedro Carbo, Yaguachi, Nobol, Isidro Ayora, Lomas de Sargentillo, Jujan, Marcelino Maridueña, El Triunfo, Naranjito y Santa Lucía.

Ir al contenido