La vía Potosí-El Papayo-La Elvira registra un avance del 75%

La prefecta del Guayas, Susana González, inspeccionó los trabajos del camino de 10,14 km que beneficia a pobladores del sector rural de Salitre.

Más de 18.000 habitantes del agro del cantón Salitre, en su mayoría arroceros, sienten ya un cambio en sus vidas con el avance a buen ritmo de los trabajos de rehabilitación y asfaltado de la vía Potosí-El Papayo-La Elvira.

Con una inversión de USD 4’927.096, los trabajos a lo largo de 10,14 km, se ejecutan en la parroquia Junquillal, norte de Salitre, con un avance de obra del 75%.

“Hay algo que nos emociona en este tiempo y es poder exigirles a los contratistas que dupliquen y tripliquen las maquinarias, contraten más personal y poder cumplir antes de tiempo. Esta vía que marcará un cambio de vida para los salitreños”, dijo Susana González, prefecta del Guayas, durante un recorrido de fiscalización de obra.

De acuerdo a los propios agricultores es una obra postergada por 60 años lo que significa ahora que los productos agrícolas van a salir en mejores condiciones a los mercados.

El alcalde de Salitre, Julio Alfaro, considera a la conectividad como un medio de desarrollo de la comunidad del sector de Junquillal. “En Salitre estamos muy contentos con esta obra de la Prefectura porque así facilitamos el traslado de los productos agrícolas, a la gente que estudia, a los enfermos. Todo tipo de acción que nos conecta con la ciudad es un medio que nos une”.

La vía, que en su gran extensión ya cuenta con asfalto, lo que permite un viaje entre Potosí y El Papayo ahora en 6 minutos cuando antes lo hacían en 25 minutos. Además, los moradores ven con más frecuencia los buses de la Cooperativa Salivictoria que llega hasta Salitre.

Eduardo Almeida, morador de El Papayo, transporta arroz en su camioneta. Recuerda que en invierno era casi imposible circular por la vía. “Ahora el camino está bonito, uno se transporta rápido y seguro. Además, el carro ya no se daña constantemente como antes. Esta vía nos permitirá un ahorro en gastos de repuestos y mecánica”.

Ir al contenido