La ayuda humanitaria llega a la ruralidad de Jujan y Samborondón

El viceprefecto Carlos Serrano visitó tres recintos como parte de las acciones preventivas frente al Fenómeno de El Niño

La situación que atraviesa el agro como secuela del fuerte invierno y de la presencia del Fenómeno de El Niño, así como la entrega de ayuda humanitaria a pobladores de Jujan y Samborondón, fueron parte de la agenda del viceprefecto Carlos Serrano, en sus recorridos de evaluación en el sector rural de la provincia del Guayas.

El primer punto visitado fue el recinto La Providencia, en el cantón Jujan. Allí, la segunda autoridad de la provincia socializó con los agricultores las acciones que está tomando la Prefectura Ciudadana del Guayas, liderada por Marcela Aguiñaga, para enfrentar a El Niño.

“Primero, en reconformación de vías, limpieza de canales, desazolve. Hemos adquirido kits alimenticios, colchones, cobijas, sábanas, viendo posibles albergues, viendo zonas vulnerables que lamentablemente van a ser afectadas”, dijo el viceprefecto Serrano al señalar las principales acciones emprendidas como prevención ante el evento climático.

Tanto en La Providencia, como en Madera Negra y Guano, estos dos últimos recintos de la parroquia Tarifa, del cantón Samborondón, el Viceprefecto del Guayas entregó a cada familia un kit de alimentos y un kit de aseo como ayuda ante la situación de pérdida de cultivos y la falta de empleo en el área rural. Además, se beneficiaron personas con discapacidad y de la tercera edad.

“Esta es la realidad de la ruralidad donde hay muchos hermanos abandonados… Liderado por la prefecta Marcela Aguiñaga en esta ayuda de raciones alimenticias, la Prefectura ha invertido en 70.000 kits para nuestros hermanos del sector rural… Hoy nuestros agricultores no están solos”, sostuvo Carlos Serrano.

Juan Gómez, del recinto La Providencia, dio gracias a Dios y a la Prefectura por la ayuda. “En el sector agrícola ahorita no se puede trabajar por el invierno y porque están tapados los cauces de los ríos. Esperamos que (El Niño) no sea tan fuerte porque estamos perjudicados. No podemos trabajar en las veraneras, estamos de brazos cruzados”.

En tanto, Ana Díaz, del recinto Madera Negra, dijo que, debido a los efectos del fuerte invierno, el trabajo escasea. “Los agricultores no tienen trabajo, por ahí dos días o un día, pero no más. Le agradezco a la Prefectura por esta ayuda que nos ha llegado y especialmente por acordarse de este recinto. Pocos son los que se acuerdan de venir a visitar este sector”.

Publicaciones relacionadas

Ir al contenido